Saltar al contenido
Para fotografiar

Teleobjetivos

Los mejores teleobjetivos

¿Que es un teleobjetivo?

El teleobjetivo es un objetivo que cumple con una distancia focal que es bastante significativa y lo suficiente para superar a un objetivo normal, y por lo tanto es considerada con un menor ángulo de visión.

¿Para que sirve un teleobjetivo?

En cuanto a su aplicación, consta de fotografiar de algún objeto que se considere lejano y al mismo tiempo comprime la perspectiva en tan solo en una imagen fotográfica.

En cuanto a la idea anterior, corresponde a más que todo al objetivo de longitud focal larga. Pues un teleobjetivo se trata principalmente de un diseño óptico, que contiene lentes divergentes.

A partir de ello, se obtiene un ángulo bajo que se proyecta en la imagen, es decir, que el ángulo que contiene la luz que se visualiza hasta el plano focal, sea el mismo objetivo, y solo cambiaría el tamaño, precio menor y peso.

Eso quiere decir que un teleobjetivo de 500 mm que tenga una longitud focal, medirá mucho menos de medio metro, pero el lado positivo es que producirá la misma imagen que se obtiene de tal distancia focal.

Características de los teleobjetivos

Además, esos modernos objetivos que son superangulares son solo unos teleobjetivos invertidos, pues es como si viéramos a partir de unos prismáticos, pero al revés, abarcando un campo bastante amplio, pero con objetos pequeños porque parecen lejanos.

Unas de las cualidades más imperantes es que aumenta de tamaño la imagen que se puede proyectar. Por lo tanto parece que se acercara a los objetos fotografiados. Esto le permite al fotógrafo profesional la posibilidad de captar los objetos de larga distancia.

Por otro lado, da la oportunidad de cerrar el encuadre, para concentrarse más que todo en las partes más concretas e importantes de un motivo general, permitiendo como recurso estilístico dirigir y captar la atención del espectador hacia las texturas concretas de un objeto.

Diferencias entre un gran angular y un teleobjetivo

Si nos ponemos a diferenciar el objetivo gran angular con los teleobjetivos, el segundo da la oportunidad de obtener una imagen que no tenga distorsiones, dando una fotografía más óptima para nuestra percepción.

Por lo tanto mientras distancia focal sea considera mayor, hay más probabilidades de que se reduzca la profundidad de campo, dando así la difuminación completa del fondo con diafragmas bastante abiertos y a su vez creando un efecto que es conocido como bokeh.

En cuanto a otras aplicaciones que contiene este efecto, destaca de forma espectacular su idoneidad para lo que es el retrato y se debe a que el enfoque selectivo le da la única opción al espectador de fijarse en lo único nítido que presenta la foto.

Claro, al obtener una mayor distancia focal y con el tamaño original de la imagen, es necesario alejar el punto de vista, dando así una imagen más plana. Es decir que los objetos que se encuentran en la imagen dan a parecer que tiene una misma distancia, perdiendo a su vez la sensación tridimensional de la misma.

En fin, el efecto mencionado se percibe algo comprimido o achatado, producido por la misma distancia que se realiza entre la cámara y el objeto que se quiere captar, pues la perspectiva va a depender de la distancia que coloquemos entre el sujeto y la cámara, o sea no depende absolutamente del objetivo.

Otros objetivos para cámaras

Última actualización el 2020-07-14